Coca de Patata Mallorquina

9:13



   Nada como continuar con las tradiciones, recuperar, mantener y divulgar recetas de toda la vida para que no caigan en el olvido, sería terrible que una maravilla como esta Coca de Patata Mallorquina que os traigo hoy desapareciera de nuestro recetario.
Uno de los motivos por los que cree este blog fue precisamente para tener registro de todas aquellas recetas que tanto mi querida abuela como mi madre cocinaban y que con tanto cariño me enseñaron. Hay un programa en Canal Cocina que cada vez que lo veo me emociona, pensaréis que soy una tía rara, pero me da igual, ver a esas mujeres de asociaciones que se han molestado en recuperar guisos y postres tradicionales y cocinarlos a la antigua usanza me llega hasta lo más hondo. El programa se llama Fogones Tradicionales y es que me encanta ver como con cuatro ingredientes, un fuego en la chimenea y un cazo te montan un guiso o un postre maravilloso. Qué ingenio tenían nuestros antepasados para con cuatro cosas que encontraban en el campo y un poco de imaginación alimentaban a los nuestros para que pudieran afrontar las largas jornadas trabajando en el campo. Se merecían un imperio la verdad.
Así que cuando Marina del blog La Rosquilla de la tía Laura nos habló de esta Coca de Patata que hacían en su familia, se me pusieron los ojos como platos y me emocionó la idea de hornear algo con tanta historia detrás. 
Es una receta sencilla, nada complicada, quizá sí que tenemos que tener algo de paciencia, ya que como todo aquello que es bueno, necesita su tiempo para poder disfrutarlo como Dios manda.
Los tiempos de reposo y levado son mucho más que necesarios, los matices y sabores que se generan en esas horas nos darán una coca deliciosa. Así que os aconsejo un buen libro para ir haciendo algo interesante mientras vuestra coca se va enriqueciendo en esos levados.
En esta ocasión no he horneado sola, ha sido más enriquecedor hacerlo en la gran compañía de grandes amigas, así que por favor ir a ver sus blogs para admirar sus maravillosas cocas. Empezando por nuestra querida Marina que nos ha regalado esta maravillosa receta, pasando por la estimada April y mi adorada Manu.
Esta semana es un tanto rara, seguro que muchos de vosotros ya estaréis disfrutando de unas merecidas vacaciones y muchos otros a punto de tomarlas. En mi caso desapareceré unos días también, creo que es importante desconectar para volver con energías renovadas.
Nos ponemos de lleno en materia ? Pues venga, a poner a cocer las patatas, preparar todos los ingredientes y a hornear!

INGREDIENTES

* 500g harina de fuerza
* 400g patata cocida y pelada
* 3 huevos
* 100g manteca de cerdo
* 35ml aceite de oliva virgen extra
* 50ml leche
* 200g azúcar
* 25g levadura fresca de panadero



ELABORACIÓN

1. En la leche tibia disolver la levadura de panadero. Dejar reposar 5 minutos hasta que veamos que comienza a espumar.
2. Con las patatas cocidas, peladas y aún calientes mezclarlas con la manteca de cerdo hasta formar un puré chafándolas con la ayuda de un tenedor. Reservar.
3. Batir los huevos con el azúcar hasta espumar. Incorporar entonces la leche con la levadura, batir hasta integrarla y seguidamente el aceite. Integrarlo completamente. Unir entonces la mezcla el puré de patata y manteca. Mezclar bien.
4. Incorporar la harina previamente tamizada, quedará una masa pegajosa. En un bol amplio, limpio y aceitado previamente colocar la masa, taparla con un trapo limpio y en un lugar sin corrientes de aire y dejar levar como mínimo 3 horas.
4. Transcurrido el tiempo, se recomienda dejarla tapada en la nevera toda la noche.
5. Al día siguiente, retirarla de la nevera, dejarla a temperatura ambiente una hora y media.
6. En una fuente de horno protegida con papel de horno, acomodar la masa ayudándonos de las manos para estirarla. Taparla con un trapo de cocina o papel film y dejarla reposar de nuevo un par de horas.
7. Hornearla a 180°C durante 20-25 minutos.

Ingredientes sencillos, proceso de elaboración fácil y con unos resultados fantásticos. Perfecta para una merienda, para el desayuno o para llevar a una fiesta con amigos. Si vives lejos de casa y te gustan tanto como a mí las ensaimadas, esta coca te transporta hasta el cielo y más allá! Qué os aproveche y feliz Semana Santa!!

También te gustará

6 comentarios

  1. En les tevés fotos també s'aprecia la tendressa i esponjositat d'aquesta coca... realment ha estat un plaer impresionant fer-la i menjar-la.
    Gràcies per compartir el minirepte. Bravo per la Marina.
    Petons i bones vacances.

    ResponderEliminar
  2. Nunca comi uma coca, esse parece ter ficado super fofa.
    Já usei batatas em pão e gostei muito do resultado.
    Boa semana

    ResponderEliminar
  3. waw....Estaba deseando ver tus fotos :)
    Te ha quedado super impresionantemente esponjosa y rica. Yo disfruto tanto cuando la hago y la como... cuando elaboro alguna receta de ellos...lo que ya no están me da la sensación que están conmigo en la cocina y disfrutan igual que yo.

    1000 gracias por confiar en mi bonita

    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Ahora, lo que nos tocaría es hacerla físicamente juntas, para después deguatarla bajo los tilos con un buen té. Buena idea no? 😉
    Besos amiga

    ResponderEliminar
  5. Yo quiero un trozo de esa coca... qué miga!!! Si es que parece algodón!
    Un beso enorme guapa!

    ResponderEliminar
  6. Esa coca tiene una pinta de comeme y no dejar ni las mollas. Me gustaria que me visitaras en elracodeldetall.blogspot.com encontraras un post con mucha molla.

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por dedicar un ratito de tu tiempo en dejarme un comentario.
Aunque me encantan, prefiero no aceptar premios o memes, os lo agradezco de todo corazón.

Popular Posts

Like us on Facebook

Flickr Images