Espirales Crujientes de Jamón y Tomate!!!

9:12

 

     Si me pones delante un bocadillo de buen jamón o un trozo de tarta de chocolate...tu qué crees que elegiría??? jajajaja si eres de los golosos seguro que me has enchufado la tarta, pero sin embargo si eres de los míos habré disfrutado como una enana con el super bocadillo. No lo puedo evitar, entre dulce y salado es que lo tengo clarísimo. Quizá tenga que ver el hecho de que cuando era una niña me di un atracón de chocolate y lo pasé tan mal que después no lo he vuelto a mirar con los mismo ojos amorosos. Cómo son los recuerdos verdad?? En cambio, con un buen jamón como el de mi querida tierra madre Extremadura, imposible que te pueda sentar mal, es más, el estómago lo trata con un mimo y un cuidado que desearía solo albergar entre sus paredes a éste exquisito manjar. Mi infancia ha estado revoloteando como dulce y delicada mariposa alrededor del jamón ( jajajaja, es que decir que era una brutita de esas que se pasaba el día subida a los árboles cogiendo madroños y destrozando pantalones y camisetas por acabar tirada entre las zarzas de las ramas de las moras como que no queda tan bucólico pastoril no creéis ?jajaja) pues eso, que no había nada mejor que después de un día trotando por el campo y las dehesas extremeñas oír la llamada de mi madre o mi tía que la merienda ya estaba lista. Es que sólo de recordarlo salivo sin mesura, jajaja, no es broma, pero es que yo creo que he batido el récord de 100m liso en llegar desde los columpios a la puerta de la casa de campo de mi tía para "pillar" ese bocadillo untado con tomate con su buen aceite y lleno de ese delicioso jamón ibérico que me hacía cantar de alegría. Mi padre que es muy pícaro él , sabe que cuando algo me gusta de verdad, lo voy dejando en un ladito para el final y así terminar la comida con ese super gusto en la boca y disfrutarlo durante mucho más tiempo. Pues me fastidiaba mi trabajo de hormiguita hacendosa pillándome en un descuido de pasar el agua a una de mis hermanas para quitarme mi ración de jamón que había reservado con tanto cariño jajaja, pero lo mismo me hacía con las patatas fritas o ese trocito de queso!!! Anda que no me enfadaba!!! Lo malo, es que quien os escribe es de costumbres fijas y lo sigo haciendo, mi marido que aprende igual de rápido que mi padre ( para mí que le contó mi secreto como parte de la dote jajaja) ha tomado el relevo y ahora es él quién me quita mi querido jamón mientras yo estoy repartiendo las otras porciones a mis hijos!!. No se vale!!

   Y qué ingredientes ligan a la perfección con el buen jamón? Si si, lo sabes bien, es nada más y nada menos que un buen tomate y una buena hogaza de pan. Acepto que me digáis que unos colines de pan también casan de maravilla. Tema pan lo tenéis resuelto en mi blog, sabéis de mi adicción a hornear pan en mi cocina, así que cualquiera de éstos, chapata, pan persa, pan de cebolla irían de maravilla con el jamón extremeño. Y en cuanto al tomate, todos me valen, pero si me dejáis que os de un consejo hay una variedad que a mí me parece que es la perfecta para untar en un buen pan. Se trata de los tomates de colgar, una variedad de medida pequeña y que es perfecta para mantenerlos todo el año en casa colgados en un lugar seco y fresco. Esta primavera conseguí desarrollar los planteles después de secar el verano anterior las semillas de unos buenos tomates de colgar que me dieron unos amigos. Es más que  fácil hacerlo y de ésta manera consigues las variedades de tomates que más te gusten en el caso de que no los encuentres en la tienda. Ahora mismo está muy de moda el do it yourself, y creo que obtener tus propias semillas, plantarlas, y luego poder disfrutar de unos deliciosos frutos no tiene precio. Es un auténtico regalazo y por muy poco dinero. Aquí os dejo un enlace a un blog que realmente me ha ayudado muchísimo a la hora de organizar y poner en marcha mi huerto.
Y no olvidemos lo resultón que es poder disponer de un buen jamón ibérico procedente de Extremadura  en la despensa para cuando se tienen visitas imprevistas. A mi nunca me pillan por sorpresa, ya que en esta web suelo encontrar productos extremeños en su tienda online lo que facilita que en nada puedas tener en casa ricos manjares que ofrecer a tus amistades y familiares. Es que si hacéis un día un experimento de poner diferentes cosas de picar en una mesa, ya veréis como lo primero que desaparece es el jamón!!! No falla nunca!!
   Si queréis dar un golpe de tuerca a la manera de presentar este delicioso producto, os propongo unas espirales que son un auténtico vicio. Se hacen en un suspiro y están deliciosas. Os animáis a probarlas??

ESPIRALES DE JAMÓN Y TOMATE



INGREDIENTES

* 80g de tomates despepitados y sin piel
* 100g jamón ibérico
* aceite de oliva virgen extra
* pan de molde sin corteza estilo tramezzini


ELABORACIÓN




1. Escaldar los tomates en agua hirviendo durante unos segundos. Retirarlos y colocarlos en un bol con hielo para cortar la cocción. Pelarlos y retirar todas las semillas. Cortarlos en cuartos y colocarlos en un vaso batidor. Triturar y reservar.
2. Trocear el jamón y colocarlos junto al tomate. Seguir triturando un poco más con el turmix.
Untar una rebanada de pan sin corteza ( que son bastante largas) con esta pasta de jamón y tomate. Cubrir con otra rebanada y extender otra porción de la pasta. Enrollar formando un cilindro con las dos rebanadas de pan. Envolver en papel film dejándolo bien prieta y llevarlo al congelador para que quede bien compacto pero sin que llegue a congelarse completamente.
3. Retirar del congelador, eliminar el papel film e ir recortando rodajas finas, colocarlas sobre papel de hornear y pincelarlas bien con un buen aceite de oliva virgen. Hornearlas durante 4 horas a 85°C. Dejar enfriar y emplatar.

Unas espirales deliciosas, sencillas de hacer y la mar de resultonas. Que os aproveche!!

También te gustará

9 comentarios

  1. Hola preciosa! Cómo estás??? Veo que estupendamente disfrutando de esos maravillosos productos de tu tierra, Qué ricos!!!

    Yo sigo muy liada con el trabajo y las oposiciones, pero hoy he encontrado un huequito para leer la dulce flor que eras de pequeña, jajaja

    Besos wapa! Paula

    ResponderEliminar
  2. Pues yo depende del momento no sabría si quedarme con lo dulce o con lo salado... pero viendo estas espirales, igual me paso al salado! tienen una pinta riquísima y con lo que llevan han de estar de vicio! un besote!

    ResponderEliminar
  3. Qué buenas y que originales. Me encanta la receta, voy a ver la tiendita on line ahora mismo....
    Yo como tu, lo bueno para el final, eso.si, con el jamón que nadie lo toque.
    Besos guapa

    ResponderEliminar
  4. Amiga querida!

    Que maravillosa entrada!!! Buen jamón y buena receta con una fotos preciosas! Tomo buena nota de todo, incluso de la tienda que voy corriendo a curiosear.

    Con tu permiso comparto esta receta en mi Facebook...

    Por cierto! De peque hacía lo mismo que tú: guardar para el final lo que más me gustaba, la longaniza y el jamón, y mi tiet Miquel me la jugó en una ocasión pero tuve tal disgusto y sentida llorera que nadie en la vida me la volvió a jugar ;) Ahí aprendí que, por lo que a hombres se refiere, pueden más dos lagrimillas que un cabreo monumental (que a veces les estimula para provocarte y hacerte rabiar de nuevo)

    Besazos bombón!

    ResponderEliminar
  5. Buenos días!!
    No sé con cual quedarme si con el dulce o el salado, creo que dependiendo del momento.
    Esas espirales son para empezar y no parar con los ingredientes que llevan.
    besitos y feliz día

    ResponderEliminar
  6. Mmmmm. Elvira....que bueno. Lástima no tenerte cerca, que me acercaba corriendo. Ya me veo a ti y a mi, con estos rollitos dale que te pego y dale que te pego al palique y a las carcajadas....que a eso, no nos gana nada !!!!! Jaaajaaaa.
    Besotes

    ResponderEliminar
  7. pues en va molta gana probar-los
    besades menorquines feia molt que no et visitaba Elvira avui t'he retrobat pel facebok .. gracies per aceptar-me

    ResponderEliminar
  8. Me he visto identificada dejando en un rinconcito del plato lo que más me gustaba y como mi hermano me distraía y sin que yo lo pudiera evitar , mis reservas volaban una y otra vez montadas en su tenedor que irremediablemente se dirigía a su boca, ¡como se reía él y como me enfadaba yo, Aunque he de reconocer que luego siempre me resarcía con parte de su postre. Estas espirales son simpáticas de presentar y deben estar buenísimas. En cuanto a las preferencias, ¡qué pena la mía! actualmente soy de todo, de salado porque lo he sido toda mi vida y ahora también de dulce, por lo que con cualquier cosa, fuera de la carne y el pescado se me hace feliz. Un beso

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por dedicar un ratito de tu tiempo en dejarme un comentario.
Aunque me encantan, prefiero no aceptar premios o memes, os lo agradezco de todo corazón.

Popular Posts

Like us on Facebook

Flickr Images